Quickribbon

Environmentalist Scam on Eucalyptus Certification

Share

SPECIAL REPORT: The environmentalist scam of removing ecofriendly status to certified eucalypts


EUCALYPTOLOGICS has just unexpectedly received an impressive document on Sustainable Forestry Management topics in relation to Eucalyptus timber crops in Spain along with a suggestion for it to be first published online through us. As neutral observers we are not too keen to put into the air every piece of information we get from varied sources, especially if falling into polemics. But as firm believers in freedom of speech, we are not going to apply censorship to these opinions even if we do not fully endorse them. Not when they are loaded of this fine irony!

For those wondering, it is some sort of reply to a recent article entitled "El engaño de los eucaliptos con sello ambiental", which could translate as "The scam of environmentally friendly certified eucalypts", published by the online journal SOITU.ES some days ago.

The document was submitted to us in Spanish language only and we are presently trying to contact back the author in order to get permission to translate it into a suitable English version. It is entitled "El engaño ambiental de retirar un sello verde a los eucaliptos", which could translate as "The environmentalist scam of removing ecofriendly status to certified eucalypts". We add it below here now in full length.



El engaño ambiental de retirar un sello verde a los eucaliptos

Por Xusto de Andrade


Llegaba a casa tras podar unos castaños “del país * cuando me informa un pajarito sobre este artículo [1] publicado en el recién nacido magazine online Soitu.es [2].

Una lectura interesante para ser un medio de difusión generalista. Al menos ambientóloga colaboradora y redacción han tenido la coherencia de no emplear abiertamente los tan manidos argumentos de "especie exótica y por tanto maligna", o especie "degradadora y por tanto pérfida" que no aguantan un examen racional. Eso ya los diferencia de algunos pseudo-eco-forestalistas que nunca han pisado un monte y que todavía se escudan en tales mantras. Uno de tantos otros ejemplos de demagogia empleados regularmente para manipular a la opinión pública, mayoritariamente urbanita, sobre temas sensibles de los que no tiene conocimiento directo excepto como consumidora de bienes y servicios. Será porque el turismo rural que incluye mancharse de barro visitando bajo la lluvia cultivos de árboles in situ no se sabe vender bien.

Al grano. Más importante que quién se apunte qué tantos en este asunto del sí o no a la renovación de la certificación de gestión forestal sostenible a Norte Forestal SA por parte de FSC-España es tener una buena perspectiva de la situación de fondo. Permite a cualquiera opinar con mayor conocimiento de causa. Así que allá vamos, en seis tijeretazos.

* Castanea sativa, especie de frondosa caducifolia exótica que ha ocupado el nicho ecológico de otras nativas de los bosques atlánticos y mediterráneos europeos, naturalizándose e invadiendo hábitat tras ser introducida por el hombre desde Asia Menor hace un par de milenios.


El ambientalismo también es negocio

El sello verde del Forest Stwewardship Council (FSC) fue promovido en su momento por el movimiento ambientalista como marca arbitraria certificadora de calidad para los productos madereros y no madereros obtenidos mediante buenas prácticas forestales [3], pero algo que conviene no olvidar es que ecologismo y ecología no son sinónimos. La segunda es toda una ciencia. El primero es tan variopinto que no se sabe muy bien qué es realmente. A través del activismo ambiental se ha estructurado una línea de negocio de la que forman parte empresas auditoras independientes autorizadas por dicho movimiento y que han certificado, entre otras cosas, una buena parte de los millones de hectáreas de plantaciones industriales de eucalipto existentes en el mundo, además de otros tipos de árboles, muchos de ellos en plantaciones industriales y por tanto en regímenes de cultivo intensivo. Que son los que ofrecen retornos rápidos del capital inmovilizado en madera y permiten más fácilmente el desarrollo industrial del sector forestal y la generación de valor añadido.

De hecho este negocio ambiental parece sostenerse porque en muchos casos la relación coste/beneficio del proceso de certificación solamente puede ser asumida fácilmente por grandes corporaciones o por organizaciones gubernamentales, certifiquemos madera o certifiquemos tornillos. Ambos tipos de cliente manejan importantes volúmenes de capital obtenido gracias a la gestión forestal. Y el flujo de caja que se llega a trasvasar de corporaciones e industrias forestales o entes gubernamentales a terceros por estos conceptos de certificación puede alcanzar cifras jugosas, aunque el interés fundamental sea el de una compleja inversión en marketing. Que, como toda inversión, se espera rinda dividendos. Si no, el capital se mueve a donde sí se rinden.

No sería sorprendente que con el tiempo se pudiese leer que parte de ese flujo de caja termina tras varios subterfugios como donaciones a algunas organizaciones no gubernamentales. Ni que se pudiese leer que esa pasta puede ser suficiente como para que surjan "conflictos internos" por el reparto del pastel. A algunos les recordaría a los "reinos de taifas". Otros, más demagogos, lo tildarían de "querellas internas por el reparto del impuesto revolucionario”. Igual de jugosos podrían ser los resultados si algunas de esas organizaciones no gubernamentales presentes en el variopinto movimiento ambientalista fuesen auditadas externamente o sus actividades revisadas con lupa.

Afortunadamente, hay una diferencia muy grande entre el movimiento ambientalista que juega limpio para promover un mayor control sobre el impacto de las actividades industriales en el medio físico o social, y el que se salta las reglas del juego por interés, ignorancia o radicalismo ideológico. Aunque algunos lo hacen para que el movimiento y el negocio evolucionen. Hacia dónde, incógnita.


Difama, que algo queda

El Grupo ENCE, como muchas otras empresas y entes gubernamentales con competencias forestales, ha estado en el punto de mira de varias campañas ambientalistas independientes pero paralelas al esfuerzo certificador tanto en Sudamérica como en España desde hace al menos diez años. En un pasado no muy lejano los esfuerzos se centraban en difamar al árbol, y ahora hemos evolucionado hacia la difamación del gestor del árbol. Eso es progreso.

En las últimas semanas se ha podido leer en prensa varia [4], [5] que tras superar nuevamente de forma exitosa las pertinentes evaluaciones de impacto ambiental el Grupo acaba de recibir autorización de las autoridades uruguayas para dar comienzo a la edificación del nuevo complejo fabril pastero en el estuario del Río de la Plata. Esto después de asumir el coste de oportunidad al optar por relocalizarse hace un par de años [6], algo que se pudo considerar factible porque todavía no se habían inmovilizado niveles críticos de capital construyendo instalaciones industriales por valor de miles de millones de las antiguas pesetas. Mientras tanto, otras transnacionales que comenzaron inversiones semejantes al mismo tiempo han construido aguas arriba en Fray Bentos y han logrado varios años de ventaja competitiva. Un “tanto que se apunta la industria”, dirían algunos.

Tras cada avance del Grupo en aquel lado del Atlántico, la aparición casi inmediata de literatura “fresca” de corte ambientalista [7], [8], [9] sugiere que se busca reforzar la presión a este lado del charco empleando como peones a organizaciones no gubernamentales de pequeño calado [10], [11] que en este tipo de juegos de carambola a varias bandas suelen ser manipuladas sin saberlo pese a tener sus propios objetivos locales dignos y muchas veces moralmente aceptables.


Forestalmente, el tamaño sí importa

Algunas de las empresas gigantes del sector de pasta celulósica y papel en esos mundos "ahí afuera" alcanzan unas 150 veces el tamaño del Grupo ENCE en capital social, y se sostienen en una capacidad de transformación industrial, recursos humanos e inversiones en plantaciones y en letrados capaces de dejar a alguna ONG temeraria "en ropa interior" si se lo propusiesen. También se benefician de la cadena de valor añadido basada en plantaciones de eucalipto no certificadas, certificadas por FSC y certificadas por otros esquemas de certificación alternativos a FSC, que hay varios.

Es una situación que comparten la mayoría de las 50 primeras empresas de este sector globalizado, que se han ido apuntando al carro de la pasta de fibra corta de eucalipto cultivado en cinco continentes a la par que portugueses, españoles y sobre todo brasileños iban demostrando que era un negocio rentable y atractivo a escala mundial. Esas 13,000 hectáreas “de Norte Forestal SA” son una cagada de mosca comparadas con los patrimonios forestales que algunas de estas 50 empresas gestionan por el mundo adelante. Muchos de ellos de creación más reciente y con certificación de gestión forestal sostenible renovable y renovada por FSC y otras certificadoras para prácticas de cultivo más intensivas que las que tenemos como promedio en el Norte de España.

Para hacerse una idea, hay países en el mundo con más de 8 millones de hectáreas de plantaciones de eucalipto, lo que supone unas 700 veces la extensión del patrimonio forestal gestionado por NorFor. Y raro es el país donde el cambio climático (financiero) permite el cultivo industrial de estos árboles que no los esté cultivando a mayor o menor escala. Por ejemplo, China [12].


Beneficio ambiental nulo, victoria pírrica

El sello verde no afecta únicamente a las 13,000 hectáreas de cultivos forestales gestionadas directamente por NorFor, muchas de las cuales son en realidad propiedad de paisanos gallegos y asturianos que le ceden voluntariamente el uso del suelo y la gestión del vuelo a cambio de un estipendio. El sello FSC repercute en la totalidad de la cadena de custodia, desde el monte productor pasando por la fábrica transformadora hasta el pack de pulpa de celulosa que sale de puertos españoles hacia clientes fundamentalmente europeos. Y en realidad no termina ahí, continúa, por ejemplo, hasta la industria editorial que emplea papel manufacturado con dicha pulpa.

Las fábricas de celulosa que transforman madera de eucalipto producida en cultivos gestionados por NorFor transforman también madera procedente de muchas otras hectáreas de eucaliptal de propiedad particular y gestionadas por sus respectivos dueños, madera que genera ingresos -cuántos, si son justos y de qué dependen es otro debate- para unos cientos de miles de pequeños inversores gallegos y asturianos de forma directa, y para otros cientos de miles de gallegos y asturianos de forma indirecta en los sectores auxiliares de explotación forestal, transporte y logística. Sin olvidar a otras líneas industriales diferentes a la celulósica que trabajan con este tipo de madera, ni a los trabajadores y las familias de todos estos y los anteriores, que, literalmente, comen de la madera de eucalipto. Muita xente obrera, que dirían algunos. Los que saben que “co de comer non se joga”.

Una hipotética retirada del sello FSC en España a NorFor, "un tanto a apuntarse" que seguro les gustaría a algunos descerebrados, podría además llegar a suponer que parte del mercado europeo viese apetecible cambiar su sourcing de pulpa celulósica certificada de eucalipto a otros productores globales, no impidiendo sino fomentando el desarrollo industrial basado en el cultivo de estos árboles en otros lugares. Por tanto, beneficio global ambiental igual a cero, mayor o igual número de eucaliptos cultivados en régimen intensivo, pero trasvase de beneficio industrial de una región a otra.

Para el Grupo transnacional ENCE una situación tal podría llegar a ser un inconveniente menor a corto plazo, pero solucionable porque entre sus activos propios y dependientes, presentes y futuros, se incluyen un buen número de hectáreas certificadas en otros lugares, infraestructura portuaria, complejos fabriles pastero-celulósicos, flotas de transporte… También hay otros mercados. Y no olvidemos que hay otros sistemas de certificación de la gestión forestal sostenible con prestigio internacional además de FSC que gestionan más hectáreas en más países [13]. Todos siguen el mismo esquema de evaluación independiente por auditores externos y hay plantaciones forestales en España y fuera de España que han sido y son certificadas por estos esquemas. Es el juego del gato y el ratón, eso sí, pintados de verde.


Millones en capital-riesgo… a cuenta de los más pequeños

Aquellos para los que una hipotética retirada del sello FSC a NorFor podría llegar a ser un problema muy grave son los cientos de miles de pequeños inversores gallegos y asturianos, demasiado diminutos, demasiado ignorantes y demasiado poco interesados en invertir en silvicultura, que se quedan sin un mercado seguro porque su madera no está certificada por ningún esquema. Y junto con ellos, para esos cientos de miles de gallegos y asturianos que dependen indirectamente de este sub-sector como actividad económica principal o complementaria y que podrían ver reducida su carga de trabajo y capacidad adquisitiva.

A eso se le puede llamar con facilidad impacto social negativo, y sería un ejemplo irónico de resultado para una campaña ambientalista, aunque es dudoso que a organizaciones con buen cartel como FSC le gustase verla asociada a sus siglas ni en un caso hipotético como el que se describe.

Porque la alternativa a la exportación de pasta de celulosa en estos días y estas latitudes es la exportación de troncos ("madera en rolla"). No es una mala alternativa si lo que busca es intentar "descongestionar el mercado" y alcanzar un cierto control sobre los precios de la materia prima en origen, valor que conviene recordar depende de muchos otros factores distintos a, y con mayor peso que, las prácticas veladas de oligopolio que la vox populi afirma que NorFor y otros compradores clave practican.

Pero la alternativa con buena pinta ni resuelve los problemas estructurales del minifundio forestal del Norte ni es tan buena si se convierte en única, porque tiende a favorecer una creciente descapitalización de la cadena monte-industria: pasamos de casi poder cerrar parcialmente el ciclo productivo (fabricar algo de papel aquí y dejar un poco de valor añadido de segunda transformación en casa, situación que no se logró porque un lobby lanzó la campaña "sáqueme esa fábrica de la Ría de Pontevedra, que los terrenos valen mucha pasta, de la verde") a una involución hacia un sector propio de un país subdesarrollado (extracción y exportación de la materia prima no ya fuera de Asturias o de Galicia, si no fuera de España, con la consiguiente fuga de capital). Por no decir que aunque nos decidiésemos por el tercermundismo, esta alternativa tiene límites, tanto en lo logístico como en el tamaño de los mercados receptores.

A una tal hipotética situación se la podría definir como de impacto económico negativo, y sería un ejemplo irónico de resultado para una campaña ambientalista, aunque es muy dudoso que a organizaciones con buen cartel como FSC le agradase verla asociada a sus siglas. No en vano, están sujetas a las leyes del mercado como todos los demás. Y un esquema de certificación de la gestión forestal sostenible que no se mancha de barro mientras causa impactos sociales y económicos negativos a cambio de beneficios ambientales nulos no se puede vender bien.


A todos nos gusta el verde

Todo este discurso sin tocar hasta el momento ninguno de los puntos de debate "tangibles", que se concentran en la “grandísima novedad” [14] de la existencia de desajustes corregibles por parte del titular de una acreditación de prácticas sostenibles en el cumplimiento total de los criterios e indicadores periódicamente auditados para la renovación del sello certificador, sea FSC o cualquier otro.

Tan grandísima novedad que este caso puede suceder mientras usted lee en muchas otras partes del mundo [15] donde las actividades de organizaciones no gubernamentales serias que emplean el lenguaje correcto y las herramientas pactadas se combinan con las de organizaciones no gubernamentales de corte ambientalista radical con poco respeto por las reglas del juego, independientemente del árbol cultivado y la empresa a renovar su sello verde: si no cumples, paga; si casi cumples, paga; si cumples, buscaremos el modo de que no cumplas para que pagues; si te auditan y no nos gusta el resultado, os reauditamos de nuevo a vosotros y auditamos al auditor hasta que pagues. Y si no nos gusta todavía…

¿Alguien los auditará a ellos alguna vez por incumplir los criterios e indicadores mínimos para renovarle la certificación a FSC como herramienta creíble de gestión ambiental? No es de extrañar que la competencia directa de FSC en este negocio ambiental vaya viento en popa, a toda vela [16]. Un “tanto que se apunta la industria”, dirían algunos.

Lo que parece claro, si se sabe leer entre líneas, es que a pesar del barniz verde que muchos se dan, unos creyéndoselo y otros haciendo que se lo creen, detrás de la mayoría de asuntos relacionados con el “medioambiente”, el único color que realmente les interesa a muchos de los actores implicados en el “engaño verde” es el de los billetes.

Billetes de papel-moneda que, por cierto, se fabrican, entre otras cosas, con papel. Papel que se hace, entre otras cosas y para muchas cosas, con pulpa de celulosa. Celulosa que se obtiene, entre otras cosas, de madera. Madera que, en ocasiones, es de eucalipto.

Y, San Justo nos proteja, por suerte o por desgracia, no se hacen celulosa y papel usando madera de castaño o de roble como materia prima. Por suerte, porque si no algunos emplearían altas dosis de demagogia para hacer campaña contra "tal vil especie foránea e invasora de espinosos frutos" como la primera y una parte ignorante de la opinión pública tragaría. Por desgracia, porque la segunda no es un cultivo forestal rentable ni una alternativa de inversión atractiva para la inmensa mayoría de los propietarios de terrenos forestales de la España Atlántica. No duden que, si fuese rentable, habría ya una carballeira gigante en cultivo intensivo desde Hendaya a Oporto. Pero no la hay. Lo cual no nos impide a mí o a ninguno de ustedes plantar estos árboles o los que les pete donde les corresponda, porque todos son hermosos, y necesarios. Quizá nuestros bisnietos puedan seguir cortándolos y replantándolos siguiendo criterios de gestión forestal sostenible si no nos cargamos antes el sector foresto-industrial que sustenta dicha gestión. Que no les engañen: sin sustentabilidad económica en la base no la puede haber ambiental en el tejado.

Xosé Xusto Andrade es silvicultor y economistólogo.

Trabaja medio ferrado de monte en la España Verde y sabe leer y escribir.


Enlaces

[1] Sánchez, Vanessa. El engaño de los eucaliptos con sello ambiental. Soitu.es 13 Enero 2008

[2] Micromedios Digitales. Soitu.es. No Mass Media.

[3] Forest Stewardship Council (FSC). Because forests matter.

[4] Ecomercosur.com ENCE inicia obras en Colonia a mediados de enero 3 Enero 2008

[5] La Voz de Galicia.es ENCE logra la autorización ambiental para su nueva planta en Uruguay 15 Enero 2008

[6] Pellegrino, Guillermo. Eligieron otro lugar para ENCE: se va a instalar entre Colonia y Carmelo. Clarin.com 8 Diciembre 2006

[7] Verdegaia.org. Plante das organizacións ecoloxistas a NORFOR (ENCE) 22 Junio 2007

[8] Andrade, Benito. Reclamación formal a la Auditoría del ASI a SGS Qualifor en 2007. Asociación pola Defensa da Ría. Pontevedra. 8 Enero 2008

[9] Nickarz, David. Galicia, Spain: formal complaint submitted against NORFOR and ASI. FSC-Watch.org. PDF 13 Enero 2008

[10] Asociación pola Defensa da Ría. Pontevedra. Norfor: a peor xestión forestal con certificación FSC.

[11] Verdegaia.org Verdegaia súmase a FSC España. 2 Junio 2007

[12] Pulpmillwatch.org . Pulp projects by country. New pulp mills, planned and under construction. Elaboración sobre datos de RISI, The leading information provider for the global forest products industry

[13] Programme for the Endorsement of Forest Certification (PEFC)

[14] Accreditation Systems International Gmbh (ASI). Public summaries: Forest Management Audit to Norte Forestal (NORFOR), Spain (SGS-FM-COC-1880). PDF 17 Octubre 2007

[15] Accreditation Systems International Gmbh (ASI). Public summaries.

[16] PEFC-España La Certificación Forestal PEFC acredita una gestión forestal sostenible en más de un millón de hectáreas. PDF. 28 Octubre 2007




Disclaimer: The views and opinions expressed in the transcription above are not necessarily those of EUCALYPTOLOGICS and we decline any responsibility on their potential effects for third parties.

EUCALYPTOLOGICS: GIT Forestry Consulting Eucalyptus Blog / Information Resources on Eucalyptus Cultivation Worldwide / Forestry Engineering, Eucalyptus Seed, Eucalyptus Plants, Eucalyptus Wood, Eucalyptus Honey, Eucalyptus Essential Oil, Eucalyptus Forests, Eucalyptus Plantations, Eucalyptus Timber, Eucalyptus Lumber, Eucalyptus Furniture, Eucalyptus Veneer, Eucalyptus Plywood, Eucalyptus MDF Board, Eucalyptus Cellulose, Eucalyptus Paper, Eucalyptus Biomass, Eucalyptus Energy, Eucalyptus Floristry, Eucalyptus Foliage, Eucalyptus Garden / Ingenieria Forestal, Semilla de eucalipto, Plantas de eucalipto, Madera de eucalipto, Miel de eucalipto, Aceite Esencial de eucalipto, Bosque de eucalipto, Plantacion de eucalipto, Muebles de eucalipto, Tablero de eucalipto, MDF de eucalipto, Celulosa de eucalipto, Papel de eucalipto, Biomasa de eucalipto, Energia de eucalipto, Ramillo Verde Ornamental de Eucalipto, Jardin de EucaliptoGIT's Eucalyptology Topics

Subscribe to receive EUCALYPTOLOGICS via RSS



© 2007 Gustavo Iglesias Trabado. Please contact us if you want to use all or part of this text and photography elsewhere. We like to share, but we do not like rudeness.

11 Comments by our readers :::

soitu.es said...

Comment nº 10 por soitu.es el 18/01/08 a las 11:02

"NORFOR ou a burla á certificación forestal sustentábel (FSC)

10 de abril de 2007. O pasado 5 de febreiro publicouse o resumo do segundo informe que a auditora SGS fixo a NORFOR (filial de ENCE) para o seguimiento da certificación forestal FSC. Neste informe, apóiase a xestión que NORFOR fixo nas súas plantacións de eucaliptos, malia a ter sido reiteradamente denunciadas práticas insustentábeis polos colectivos ecoloxistas, que mesmo chegamos a solicitar a retirada do selo FSC. Pero o grave é que FSC, consciente da fraude, segue mantendo a certificación a NORFOR malia ás abrumadoras evidencias de incumprimiento (informe da APDR).


--------------------------------------------------------------------------------
A certificación forestal FSC (Forest Stewardship Council-Consello da Certificación Forestal) debería ser un instrumento válido para garantir a sustentabilidade ambiental do monte, dende a xestión das fincas até a cadea de tratamento da madeira. Este selo, que foi apoiado por numerosos grupos ecoloxistas de todo o mundo, dispón en teoría dun sistema de auditorías, participación pública, e reclamacións dos axentes interesados para garantir as boas práticas ambientais.
En Galiza este certificado foi concedido a NORFOR (Norte Forestal S.A.), empresa pertencente ao grupo ENCE, no ano 2004. Dende entón os grupos ecoloxistas galegos fixemos o seguemento a este certificado. Sobre NORFOR temos constatado diversas irregularidades na sua xestión forestal, incompatíbeis co selo FSC: uso de pesticidas prohibidos como o glifosato, talas a matarrasa e subsolados profundos, alén de continuas dificultades para o acceso á información e as consultas dos grupos ecoloxistas. O pasado ano, os grupos que apoiamos a FSC (ADEGA, APDR, Greenpeace, ADENA, Ecoloxistas en Acción…) descubrimos que o equipo de auditores supostamente independentes para seguir as reclamacións contra NORFOR, tiveron relacións laborais con empresas do grupo ENCE, en proxectos de investigación a soldo de empresas do grupo, contradicindo as normas do selo FSC. Por isto, ADEGA pedíu a retirada do selo FSC a NORFOR e asinamos unha reclamación fronte a FSC Internacional.
Agora cando o futuro dos nosos bosques e chans está no ar, pervive en Galiza o pior sistema de xestión, que favorece a erosión, a perda de biodiversidade, a desaparición de usos e recursos forestais, e por riba amparado baixo o selo FSC.
O mantemento do selo a NORFOR baséase no engano e na ocultación da realidade por parte da certificadora SGS, coa complicidade de FSC. FSC está demostrando, mantendo a certificación a NORFOR, que o seu obxectivo principal é protexer un suculento negocio antes que “promover un manexo forestal responsábel, socialmente beneficioso e económicamente viábel”, sendo deste xeito cómplice da práticas destructivas contrarias ao propio selo FSC. Deste xeito, NORFOR estase a beneficiar dun dos grandes eixos do negocio da certificación FSC, e do valor do certificado como documento que facilita ás empresas o acceso a subvencións públicas. Por otra banda, o certificado permite á empresa millorar a súa posición nun mercado no que a certificación ten valor e prestixio. É este interese económico que os forestadores obteñen do certificado o que o fai atractivo para as empresas, e que FSC os manteña a toda costa quedando nun segundo plano o incumprimiento dos estándares.
ADEGA, a APDR e outros colectivos seguiremos denunciando esta fraude cada vez máis grotesca que FSC amosa certificando a NORFOR. Por iso queremos trasladar á sociedade que o feito de contar coa certificación FSC non implica, por desgraza, que se esté a realizar unha xestión forestal responsábel, socialmente xusta e ambientalmente correcta.

www.adega.info ”

Anonimo said...

Comment nº 11 por Anónimo el 18/01/08 a las 15:17

"Sr. Xusto: Usted mismo se descalifica al esgrimir unos argumentos tan parciales, por no hablar de la falta de rigor científico y la demagogia utilizada adornada de populismo ruborizante. Quizás baste decir que la introducción de especies exóticas es una amenaza a la biodiversidad a nivel global y local. Quizás también habría que hablar del fuego y quien paga su extinción y de a quien beneficia la situación acutal.
Pero antes de todo me gustaría saber quien le paga a usted. Sin duda le pagan bien dado el tiempo y las molestias que se toma. Así podríamos comenzar a hablar de objetividad.
Para los demás, visiten:
http://git-forestry-blog.blogspot.com/2008/01/environmentalist-scam-on-eucalyptus.html
Todo está claro
Atentamente
XVP ”

XXA said...

Comment nº 12 por Anónimo el 19/01/08 a las 03:35

"Señor XVP, en respecto a su comentario nº 11,

Un primer ruego, para que no se deje llevar en exceso por las apariencias. No mate al mensajero, que no tiene la culpa de recopilar y transmitir lo que otros escriben. Es bastante neutral, por lo demás, y parecen gustarle esos árboles desde todos los ángulos.

Puede considerar esos argumentos parciales como un experimento sociológico, si le parece bien. Esa misma falta de rigor científico (o rigor parcial si lo prefiere), demagogia (o forma de lenguaje aplicado a un fin pre-determinado si lo prefiere) y populismo (o recurso a la ignorancia del ciudadano medio si lo prefiere) que usted ha visto son elementos presentes en abundancia en una parte importante del discurso activista del movimiento ecologista. Alcanzando formas mucho más extremas de distorsión de la realidad.

Un segundo ruego, para que no se deje llevar desde las apariencias a argumentos ad hominem. Puede considerar el artículo como un ejemplo de “efecto espejo” al trasladar los mismos métodos “al otro lado”. Quién paga a quién no tiene importancia en este caso. Importancia tiene el que perciba usted (y los demás) que, da igual a que lado del espejo, hay un umbral que descalifica como interlocutor (o stakeholder si lo prefiere) en una negociación.

Y no se puede pretender que ejemplos puntuales de impacto ambiental negativo no crítico y reversible (repito: “y reversible”, no “irreversible”) empleados con la estrategia “de pataleta” y con tácticas de repercusión mediática internacional para descalificar un proceso de auditoría sean buen cartel para ganarse el rol de interlocutores válidos; y con él, el acceso a 300 predios de propiedad privada por parte de cualquiera. Por cosas como el fuego que usted menciona, por ejemplo.

Por último, baste en este caso dejar en el aire una idea para que reflexione sobre si ese concepto que usted propone (“a introducción de especies exóticas es una amenaza a la biodiversidad a nivel global y local”) es o no subjetivo.

Recorra el paisaje agrícola del Norte, y, al azar, ponga fronteras móviles arbitrarias en espacio y tiempo a un trocito para analizar el mosaico del paisaje, y, si quiere, podrá usted ver patatas (exótica), tomates (exótica), maíz (exótica), trigo (exótica), centeno (exótica), trébol (exótica), formas varietales de viña (exóticas), pino manso (exótica), eucaliptos (exótica), pino insigne (exótica), pino silvestre (exótica), roble americano (exótica), nogal americano (exótica), cerezo italiano (exótica), castaño híbrido (exótica), vacas frisonas (exótica), cerdos “no celtas” (exótica), camelias (exótica), cultivares exóticos de rosa, y alguna que otra palmera (exótica). También alguna que otra aberración urbanística, bastante exótica.

Amigo mío, el sector agrario está edificado sobre la introducción de especies exóticas, en su vertiente agrícola, ganadera, hortícola y forestal. Desde hace unos cuantos milenios. Y el problema no es la introducción de especies, ni el introductor. Ambos son parte de esa misma biodiversidad.

Como el toxo, la xesta, la carpaza, el bidueiro y el carballo, lo poco que verá de nativos, que fueron (como todo cultivo) "cultivados" en el pasado por interés económico. Ya no. Y le puedo asegurar que de esos, cinco son ejemplos de combustible vegetal altamente pirófito.

Reciba un saludo cordial

XXA”

anonimo said...

Comment nº 13 por Anónimo el 20/01/08 a las 13:37

"Norfor como parte de una gran empresa (Ence) fuerza a la auditora a hacer lo que ellas digan...

Solo desde la ignorancia o la mala fe se puede mantener este postulado.

SGS factura 30 veces más al año que Norfor y cuatro veces más que todo el grupo Ence. SGS tiene 25 veces mas trabajadores que todo el grupo Ence."

XVP said...

Comment nº 14 por Anónimo el 21/01/08 a las 13:54

"XXA: de nuevo demagogia. No tiene remedio y aunque sí mucho tiempo. De qué estamos hablando?
Eucaliptos si o no? fue vd. el que entró en esa polémica. el artículo habla del engaño de Norfor. Si dispone vd de datos que demuestren lo contrario limítese a exponerlos o incluso anime a Norfor y a SGS a denunciar en un juzgado a ecologistas y a este medio de comunicación. Y si, SGS es muy grande, porque tiene clientes grandes y en todas partes, y qué?
Que los grupos ambientalistas esgrimen argumentos demagógicos en ocasiones? sin duda. Pero es esta información demagógica si o no? Si un Ateniense esgrime un argumento demagógico, son demagógicos todos los atenienes? son atenienses todos los demagogos?
Los grupos económicos de presión desde luego que sí y además con intereses económicos multimillonarios concretos detrás. Le aseguro que es anécdota el número de ecologistas que viven de su rollo en general y de oponerse al cultivo de eucaliptos en particular pues creo que falta el primero.
Lo que sin duda es demagógico y populista es ignorar los peligros ambientales, económicos y sociales de la introducción de especies exóticas, particularmente las invasoras (como el eucalipto, la Cortaderia selloana o el visón americano, por citar algún ejemplo).
Visite http://geib.blogspot.com/ por ejemplo y aprenda algo, yo no tengo tiempo de más, como Vd. porque no me paga ningún grupo de presión. E insisto, quién le paga a Vd.? o quizás está en el paro con mucho tiempo libre?
Atentamente
XVP"

xxa said...

Comment nº 15 por Anónimo el 21/01/08 a las 17:42

"Señor XVP,

Le ennumero a continuación, convenientemente despiezados, los argumentos empleados en el comentario nº 14 con sus correspondientes réplicas.

A) Argumentos no procesables a debate

(XVP) "de nuevo demagogia. No tiene remedio y aunque sí mucho tiempo" (argumento ad hominem) y (XVP) "y aprenda algo, yo no tengo tiempo de más, como Vd. porque no me paga ningún grupo de presión. E insisto, quién le paga a Vd.? o quizás está en el paro con mucho tiempo libre?" (argumento ad hominem)


B) Argumentos procesables a debate

- Argumento 1 (XVP): "De qué estamos hablando? Eucaliptos si o no? fue vd. el que entró en esa polémica."
- Réplica 1 (XXA): Parece que alguien no lee bien. Ha sido imposible localizar en qué punto del debate ha introducido XXA esa polémica. Posiblemente porque no lo ha hecho.

- Argumento 2 (XVP): "el artículo habla del engaño de Norfor."
- Réplica 2 (XXA): Parece que alguien sigue sin leer bien. Ha sido imposible localizar en qué punto del artículo de V. Sánchez se menciona en la misma frase los términos "engaño" y "Norfor". Posiblemente porque no lo ha hecho. Actitud prudente por parte de la autora. Recurre a un argumento "ad plantam" en una ocasión ("eucaliptos" y "engaño" en la misma tesis), y a un argumento generalista en dos ocasiones ("gestión de Norfor" + "en entredicho"; "se salta las reglas del juego" + "Norfor").

- Argumento 3 (XVP): "Si dispone vd de datos que demuestren lo contrario limítese a exponerlos o incluso anime a Norfor y a SGS a denunciar en un juzgado a ecologistas y a este medio de comunicación."
- Réplica 3 (XXA): Queda demostrado en la Réplica 2 que el artículo de V. Sánchez no habla del engaño de Norfor. Por tanto es innecesario demostrar lo contrario.

- Argumento 4 (XVP): "Y si, SGS es muy grande, porque tiene clientes grandes y en todas partes, y qué?"
- Aclaración (XXA): El comentario nº 13, que origina su argumento, no ha sido añadido al debate por parte de XXA. La última intervención ha sido el comentario nº 12

- Argumento 5 (XVP): "Que los grupos ambientalistas esgrimen argumentos demagógicos en ocasiones? sin duda. Pero es esta información demagógica si o no?"
- Réplica 5 (XXA): Si se refiere a la información de V. Sánchez en el artículo que estamos comentando, ofrece información parcial e incompleta en al menos 5 tesis, construyendo con ellas una conclusión demagógica que aporta muy poco. De hecho, contribuye a una percepción parcial y arbitraria del problema por parte de la opinión pública. Y este hecho no es compatible con la definición que el medio que publica dicha información da de sí mismo: "Indicado para personas con inquietudes que buscan contenidos en los que se conjuga el rigor del periodismo tradicional con la filosofía de internet "; "su especial formulación provoca la sensación de estar informado sin manipulaciones". A no ser que estemos usted y yo contribuyendo a lograr esto último para este tema con nuestro diálogo.

- Argumento 6 (XVP): "Si un Ateniense esgrime un argumento demagógico, son demagógicos todos los atenienes? son atenienses todos los demagogos?"
- Réplica 6 (XXA): Se aprecia el intento dialéctico, pero no aporta al debate sobre el artículo de V. Sánchez. Las respuestas a las preguntas retóricas son obvias, y bastante espartanas.

- Argumento 7 (XVP): "Los grupos económicos de presión desde luego que sí [esgrimen argumentos demagógicos en ocasiones] y además con intereses económicos multimillonarios concretos detrás."
- Réplica 7 (XXA): Aceptable si asume que la demagogia la emplean gabinetes de prensa y medios de comunicación con intereses económicos multimillonarios detrás, adscritos a grupos económicos de presión con intereses económicos multimillonarios detrás. Deben hilar muy fino en muchas ocasiones, y ese es uno de los desafíos del periodismo.

- Argumento 8 (XVP): "Le aseguro que es anécdota el número de ecologistas que viven de su rollo en general y de oponerse al cultivo de eucaliptos en particular pues creo que falta el primero."
- Réplica 8 (XXA): Pero no es anécdota el número de ecologistas que se adhieren a grupos políticos de presión con intereses económicos multimillonarios concretos detrás. Esa es una de las diferencias entre ecología y ecologismo.

- Argumento 9 (XVP): "Lo que sin duda es demagógico y populista es ignorar los peligros ambientales, económicos y sociales de la introducción de especies exóticas, particularmente las invasoras (como el eucalipto, la Cortaderia selloana o el visón americano, por citar algún ejemplo)."
- Réplica 9 (XXA): Por fin algo que puede enriquecer el debate y contribuir a que los lectores poco versados en los detalles puedan adquirir una perspectiva más amplia. Espero que al menos, estén aprendiendo a leer correctamente. Por la ya considerable extensión de esta entrada, ruego tenga la paciencia de leerla en un comentario separado.

- Argumento 10 (XVP): "Visite http://geib.blogspot.com/ por ejemplo"
- Réplica 10 (XXA): Se agradece.


Reciba un saludo cordial

XXA"

xvp said...

Comment nº 16 por Anónimo el 21/01/08 a las 18:52

"Estimado XXA:

Puesto que concibe esto como una competición, sin duda alguna gana Vd. por aburrimiento del interlocutor, es una buena técnica. Le repito que no dispongo de tiempo. Como trabajo en mi propia consultora ambiental tengo mejores cosas que hacer. Todavía no sabemos quien le paga a Vd. Rescato, no obstante, de su último listado una cuestión, lo de adherirse a grupos de presión con intereses millonarios; trabajé activamente en el ecologismo durante años y no entiendo el comentario, quizás es mi torpeza la que me ha impedido adherirme a alguno de esos misteriosos grupos y tampoco ha ayudado que ninguno de los cientos de ambientalistas que conozco en todo el estado lo hayan hecho alguna vez; quizás estoy rodeado de gente torpe. Si Vd. tiene conocimiento de algún grupo concreto que pueda estar interesado en un ya no tan joven profesional con curriculum como ecologista, por favor, hágamelo saber para adherirme de inmediato porque le aseguro que es muy duro mantener mi mencionada actividad económica y estaría bien alguna ayuda por pequeña que esta fuese.

Atentamente

XVP"

xxa said...

Comment nº 17 por Anónimo el 21/01/08 a las 19:02


"Señor XVP,

Le incluyo a continuación lo prometido en el comentario nº 15 . El argumento jugoso, con su correspondiente réplica.


XVP dixit:

"Lo que sin duda es demagógico y populista es ignorar los peligros ambientales, económicos y sociales de la introducción de especies exóticas, particularmente las invasoras (como el eucalipto, la Cortaderia selloana o el visón americano, por citar algún ejemplo)."


XXA Replica:

El término "especie invasora" aplicado a esos tres ejemplos tiene connotaciones muy variables, pero importantes para entender "los peligros" que usted menciona. Para empezar, todavía no he visto a ningún eucalipto trotar por los montes del Norte, como hace el visón (tanto el europeo como el americano) cuando coloniza nuevo hábitat. Tampoco he visto a ningún eucalipto emplear estrategias de polinización o distribución de semillas del tipo anemógamo (o sea, en colaboración con Eolo), como hace la Cortaderia (o los sauces).

Adicionalmente, me comenta un amigo, dependiendo de la especie de eucalipto (que hay unas cuantas por el Norte), del lugar y clima en que esté plantado, de cómo esté plantado y otros factores, el ciclo de maduración y los niveles de floración pueden ser muy variables. Y con ellos el único medio que esta planta que no trota y no es anual puede emplear para colonizar nuevos hábitats por si misma.

Por tanto, para entendernos, el ciclo reproductivo de los eucaliptos es más largo que el de los visones o las Cortaderia (eventos de colonización menos frecuentes), y además, la distancia de dispersión, siendo inmóviles y con semillas no adaptadas al viento, es menos impactante que la de visones y Cortaderia.

Si a esto añadimos que el ciclo de cosecha, si la gestión es correcta, puede suponer que durante la vida útil del cultivo el 70% del tiempo los eucaliptos no alcanzan madurez reproductiva, y por tanto el riesgo de cualquier tipo de colonización cae bruscamente. No se reduce a cero, pero disminuye. Ventajas de que sea una especie comercial de turno corto y cultivo intensivo.

Ahora le voy a poner un caso hipotético para que reflexione. Imagine usted un ecosistema de turbera con vegetación y fauna únicas perdida en un monte del Norte. No hay eucaliptos, ni visones, ni Cortaderias cerca. Solamente hay formaciones cercanas de dos tipos de árboles, frondosas caducifolias "autóctonas". Sauces y abedules en las zonas de buffer de ese ecosistema, algunos espontáneos, otros, cultivados a partir de semilla comercial de origen genético incierto y plantados en terrenos agrícolas marginales porque contaban con subsidio público.

Como no hay ningún uso agrario o forestal rentable en los alrededores, el éxodo rural ha forzado el abandono paulatino de la gestión intensiva de la vegetación, además de desintegración de las redes sociales tradicionales y declive económico. Y sopla el viento.

¿Cuánto tiempo cree usted que esas dos especies exóticas (para el ecosistema de turbera) e invasoras con alto potencial de colonización, tanto por el método de dispersión como por su avidez por el agua) de frondosas caducifolias "autóctonas" tardarían en invadir, colonizar y desplazar aquella fauna y flora de turbera, llevando incluso a la extinción local y a erosionar la biodiversidad preexistente?

¿Cuánto tiempo cree usted que el proceso de contaminación genética de las razas locales de esos tipos de árboles se tomaría para reducir la diversidad genética "autóctona" previa?

¿Sería esta historia publicada por algún "plumilla medioambientalista"? ¿Atraería la atención de grupos políticos de interés? ¿De grupos económicos de presión? ¿Se hablaría de obligatoriedad de cumplir criterios e ndicadores? ¿Auditaría alguien la turbera?

Caer en el error de "repetir mantras"; como el de "especie exótica e invasora que amenaza la biodiversidad"; asociándolos a unos determinados organismos, cuando hay otros capaces de causar los mismos impactos ambientales, pérdida de biodiversidad o extinción como componentes de la biota "autóctona"; es tener y/o fomentar una visión parcial e incompleta. Y, en ocasiones, caer en la demagogia.

Por no decir que sería un buen caso de ignorancia de los RIESGOS (que no peligros) ambientales, económicos y sociales de la ausencia de actividad humana en el rural. Nadie va a ir a aprovechar abedules y sauces en condiciones de mercado que no aceptan ese tipo de materia prima. Sin dinero, no hay incentivo, y por tanto no hay actividad. No hay control de la vegetación gracias a la cosecha, ni reducción del riesgo (que no peligro) de invasión. Y por tanto, el monte se convierte en selva. Un desierto verde. Y mucho más pirófito que una turbera. Y le llamarán "sucesión natural de la vegetación".


Reciba un cordial saludo

XXA"

XVP said...
This comment has been removed by a blog administrator.
XVP said...

Comentario nº 18 por Anónimo el 22/01/08 a las 19:38

"Casualmente vengo de estar caminando 5 horas por turberas de cobertor y ese riesgo no existe. La únicas especies raras que vi fue el aerogenerador común y el asfalto. Lo que Vd. comenta ya pasó en el RU y se solucionó rápidamente con la gestión de ungulados como Vd bien sabrá.
Deje el ordenador un rato y salga algo al campo.

XVP

PS. Es lo último que contesto."

Anonimo said...

Comentario nº 19 por Anónimo el 25/01/08 a las 12:53

"Es un error garrafal de concepto pensar que no se pueden certificar plantaciones según la especie elegida, esto es alimentar el analfabetismo medioambiental. Los árboles no tienen la culpa de cómo son usados ni son malos o buenos a priori. Lo que se certifica es su gestión y ésta es independiente de la especie escogida. El titular es malvado, analfabeto ambientalmente. FSC ha certificado millones de hectáreas de eucalipto en otras partes del mundo, porque son una buena solución para el suministro de materia prima renovable ¿o es que preferimos consumir derivados del petroleo y emitir CO2?"


GIT's Eucalyptology Topics
Subscribe via RSS Subscribe via e-mail